miércoles, 21 de octubre de 2009

BORGES, Jorge Luis: El fin

Recabarren, tendido, entreabrió los ojos y vio el oblicuo cielo raso de junco. De la otra pieza le llegaba un rasgueo de guitarra, una suerte de pobrísimo laberinto que se enredaba y desataba infinitamente… Recobró poco a poco la realidad, las cosas cotidianas que ya no cambiaría nunca por otras. Miró sin lástima su gran cuerpo inútil, el poncho de lana ordinaria que le envolvía las piernas. Afuera, más allá de los barrotes de la ventana, se dilataban la llanura y la tarde; había dormido, pero aun quedaba mucha luz en el cielo. Con el brazo izquierdo tanteó dar con un cencerro de bronce que había al pie del catre. Una o dos veces lo agitó; del otro lado de la puerta seguían llegándole los modestos acordes. El ejecutor era un negro que había aparecido una noche con pretensiones de cantor y que había desafiado a otro forastero a una larga payada de contrapunto. Vencido, seguía frecuentando la pulpería, como a la espera de alguien. Se pasaba las horas con la guitarra, pero no había vuelto a cantar; acaso la derrota lo había amargado. La gente ya se había acostumbrado a ese hombre inofensivo. Recabarren, patrón de la pulpería, no olvidaría ese contrapunto; al día siguiente, al acomodar unos tercio de yerba, se le había muerto bruscamente el lado derecho y había perdido el habla. A fuerza de apiadarnos de las desdichas de los héroes de la novelas concluímos apiadándonos con exceso de las desdichas propias; no así el sufrido Recabarren, que aceptó la parálisis como antes había aceptado el rigor y las soledades de América. Habituado a vivir en el presente, como los animales, ahora miraba el cielo y pensaba que el cerco rojo de la luna era señal de lluvia. Un chico de rasgos aindiados (hijo suyo, tal vez) entreabrió la puerta. Recabarren le preguntó con los ojos si había algún parroquiano. El chico, taciturno, le dijo por señas que no; el negro no cantaba. El hombre postrado se quedó solo; su mano izquierda jugó un rato con el cencerro, como si ejerciera un poder.
La llanura, bajo el último sol, era casi abstracta, como vista en un sueño. Un punto se agitó en el horizonte y creció hasta ser un jinete, que venía, o parecía venir, a la casa. Recabarren vio el chambergo, el largo poncho oscuro, el caballo moro, pero no la cara del hombre, que, por fin, sujetó el galope y vino acercándose al trotecito. A unas doscientas varas dobló. Recabarren no lo vio más, pero lo oyó chistar, apearse, atar el caballo al palenque y entrar con paso firme en la pulpería.
Sin alzar los ojos del instrumento, donde parecía buscar algo, el negro dijo con dulzura:
—Ya sabía yo, señor, que podía contar con usted.
El otro, con voz áspera, replicó:
—Y yo con vos, moreno. Una porción de días te hice esperar, pero aquí he venido.
Hubo un silencio. Al fin, el negro respondió:
—Me estoy acostumbrando a esperar. He esperado siete años.
El otro explicó sin apuro:
—Más de siete años pasé yo sin ver a mis hijos. Los encontré ese día y no quise mostrarme como un hombre que anda a las puñaladas.
—Ya me hice cargo —dijo el negro—. Espero que los dejó con salud.
El forastero, que se había sentado en el mostrador, se rió de buena gana. Pidió una caña y la paladeó sin concluirla.
—Les di buenos consejos —declaró—, que nunca están de más y no cuestan nada. Les dije, entre otras cosas, que el hombre no debe derramar la sangre del hombre.
Un lento acorde precedió la respuesta de negro:
—Hizo bien. Así no se parecerán a nosotros.
—Por lo menos a mí —dijo el forastero y añadió como si pensara en voz alta—: Mi destino ha querido que yo matara y ahora, otra vez, me pone el cuchillo en la mano.
El negro, como si no lo oyera, observó:
—Con el otoño se van acortando los días.
—Con la luz que queda me basta —replicó el otro, poniéndose de pie.
Se cuadró ante el negro y le dijo como cansado:
—Dejá en paz la guitarra, que hoy te espera otra clase de contrapunto.
Los dos se encaminaron a la puerta. El negro, al salir, murmuró:
—Tal vez en éste me vaya tan mal como en el primero.
El otro contestó con seriedad:
—En el primero no te fue mal. Lo que pasó es que andabas ganoso de llegar al segundo.
Se alejaron un trecho de las casas, caminando a la par. Un lugar de la llanura era igual a otro y la luna resplandecía. De pronto se miraron, se detuvieron y el forastero se quitó las espuelas. Ya estaban con el poncho en el antebrazo, cuando el negro dijo:
—Una cosa quiero pedirle antes que nos trabemos. Que en este encuentro ponga todo su coraje y toda su maña, como en aquel otro de hace siete años, cuando mató a mi hermano.
Acaso por primera vez en su diálogo, Martín Fierro oyó el odio. Su sangre lo sintió como un acicate. Se entreveraron y el acero filoso rayó y marcó la cara del negro.
Hay una hora de la tarde en que la llanura está por decir algo; nunca lo dice o tal vez lo dice infinitamente y no lo entendemos, o lo entendemos pero es intraducible como una música… Desde su catre, Recabarren vio el fin. Una embestida y el negro reculó, perdió pie, amagó un hachazo a la cara y se tendió en una puñalada profunda, que penetró en el vientre. Después vino otra que el pulpero no alcanzó a precisar y Fierro no se levantó. Inmóvil, el negro parecía vigilar su agonía laboriosa. Limpió el facón ensangrentado en el pasto y volvió a las casas con lentitud, sin mirar para atrás. Cumplida su tarea de justiciero, ahora era nadie. Mejor dicho era el otro: no tenía destino sobre la tierra y había matado a un hombre.
.

38 comentarios:

  1. Alejandra. O 5to "E"3 de octubre de 2013, 18:49

    En "El fin",no me gusto el otro final posible para el personaje de Fierro, distinto del definido por Hernández... El moreno se rige por un principio de justicia por mano propia y sigue su ley individual, termina dándole muerte a Fierro. Para mí Borges quiere ponerle fin a esta especie de héroe nacional y decide matarlo…

    ResponderEliminar
  2. El fin me pareció interesante por el punto de vista del autor pero me gusto mas el final de fierro escrito por Hernández cjm 5°" c"

    ResponderEliminar
  3. Me gustó como reescribió Borges, la obra de Hernández en los textos mencionados: "El Fin" Y "Biografía De Tadeo Isidoro Cruz" Siendo estos relatos, el fiel reflejo, de las vivencias de nuestros gauchos Argentinos. En ellos, al escritor, utilizó diferentes ideas e intercambió y transformó el final de sus protagonistas manteniendo, la escencia de la historia, cómo un clásico que logra, cautivar al lector.

    ResponderEliminar
  4. En mi parecer, es como si se hablara de dos personas diferentes, ya que este contradice al original.
    El Martin Fierro era hombre de palabra y de armas tomar, no de vueltas. Si se quedaba, se quedaba, si se iba, se iba, no se hubiera ido para luego regresar.
    Del mismo modo, el ocultárselo a sus hijos no tiene sentido, de todas formas se enterarían y así sus consejos no tendrían validez.
    Si bien me parece interesante cambiarle el final y sobre todo la muerte del personaje, me parece más apropiada la versión de Hernández.

    ResponderEliminar
  5. Respecto a este escrito de Borges , me resultó verdaderamente atrapante , y muy buena la direccioón que le dió al escrito , ya que pienso que se merecia este final , marcado por un duelo de sangre , y no de una venganza injusta . J.A

    ResponderEliminar
  6. Ma. Soledad C. 5° D16 de octubre de 2013, 16:47

    Creo que esta versión que plantea Borges es un tanto bizarra, parece como si se hubiera quedado con ansias de violencia en la versión de Hernández y decidió darse el gusto reescribiéndola. No me gusto su punto de vista, prefiero el Martín Fierro que muestra Hernández.

    ResponderEliminar
  7. Bajo mi punto de vista me gusta el enfoque que le da Borges , al Martín Fierro de Hernández, contando un final muy distinto ,dando muerte a este gaucho que se pasó la vida escapando de la ley para no pagar sus crímenes , y termina en un duelo no siendo esta vez el vencedor.

    ResponderEliminar
  8. Me gusta este relato porque Borges propone otro posible final de la obra de Hernández , atreviéndose a matar a Martín fierro, gaucho bravo e "invencible", para dar lugar a que se concrete la tarea que el negro tenía por cumplir, vengar la muerte de su hermano.

    ResponderEliminar
  9. Crolina C 5to C
    No estoy de acuerdo con el final que le dio Borges, me parece que a pesar que lo que hizo Fierro no era lo correcto, por más que sea el hermano del Moreno, no tenia que matarlo...Con la payada me parece que era suficiente. Prefiero el final que le dió Hernández.

    ResponderEliminar
  10. Me gustaron los textos "Biografía De Tadeo Isidoro Cruz" y "El Fin" porque muestran distintas historias de los personajes del cuento de Hernandez y personalmente me agradaron más ya que fueron mas entendibles..

    ResponderEliminar
  11. Me gustaron ambos textos porque en "El Fin" matan al protagonista, ya que no es común que suceda eso. Y en "Biografía De Tadeo Isidori Cruz" me pareció interesante que se cuente la vida de uno de los personajes secundarios.

    ResponderEliminar
  12. Me gusto el texto "Biografia De Tadeo Isidoro Cruz" ya que explica porque se une a Fierro siguiendo su instinto. "El Fin" me gusto mas que el de Hernandez porque Borges mantuvo el temperamento de Fierro hasta su muerte.

    ResponderEliminar
  13. DAI F. 5 "C". No me gusto este relato porque creo que por mas que fierro alla matado al hermano del negro el no tendria que haber cobrado justicia por mano propia, no me gusto que muera el protagonista, me habria gustado mas otro tipo d venganza. De todas formas me gusto mas la version de hernadez.

    ResponderEliminar
  14. Samuel M 5to C
    La verdad que yo esperaba que fuese mas interesante este final. A mi en lo personal me gustan mas los finales tragicos que romanticos, soy del lector que esta con el anti herue no con el herue,por eso esperaba mas, en este relato fue facil para el moreno matar a Fierro,¿O acaso Fierro no le dio pelea y solo queria morir?

    ResponderEliminar
  15. Me parece interesante el cambio que Borges imagina para este final, dándole “FIN” a este vencedor..Vencido.
    Igual me quedo con la versión de Hernández.

    ResponderEliminar
  16. ME GUSTO EL FINAL QUE LE DIO BORGES ,PORQUE LE DA MUERTE AL PERSONAJE PRINCIPAL, SIN PERDER LA ESENCIA DEL GAUCHO MATRERO QUE ERA MARTÍN FIERRO.

    ResponderEliminar
  17. Claudio. M 5to C.
    Me parece interesante el final que le da Borges. porque es original ya que no termina como todas las demás historias. (matando al personaje principal).

    ResponderEliminar
  18. Me gusto este relato porque le da el final que yo esperaba para el “Martin Fierro”. El moreno satisface su necesidad de venganza por lo que Fierro le hizo a su difunto hermano y sigue su camino como si no hubiera pasado nada.

    ResponderEliminar
  19. este relato EL FIN no me gusto mucho porque no me parecio que tenga que morir fierro en si estubo interesante pero el final no me gusto paola suarez 5c

    ResponderEliminar
  20. Me gusta muchísimo esta obra ya que, el personaje central muere. Pero, no me agrada ver a fierro avejentado, cansado, entregándose a la muerte de esta manera: sin dar una buena pelea. ¿Cuánto tiempo habrá pasado desde el duelo con el indio? Pregunto esto porque, se le hace muy sencillo el duelo al negro. Tal vez vengo atrapado por el personaje de Hernández. Por otro lado, el moreno me agrada, es tranquilo y paciente. Fierro vuelve porque es su deber como gaucho, creo que sabía que iba a morir o él mismo decide ponerle fin a su vida.

    ResponderEliminar
  21. Matías.C 5to "C"
    Me gusto mucho el final de Borges porque demuestra el AMOR de un hermano asesinado injustamente por un persona que ni su propia vida le importaba.. Es un final distinto e interesante para los que les gusta la justicia.

    ResponderEliminar
  22. Me gusto el final porque es distinto a lo que estamos acostumbrado a leer. A veces la vida no como la imaginamos..

    ResponderEliminar
  23. me gustó mucho este texto.Al final fierro terminó pagando las crueldades que había cometido durante mucho tiempo,si bien fue una venganza por parte de el negro,su propia muerte(fierro)fué el precio que la vida le cobró.Maria O 5ºC

    ResponderEliminar
  24. Flavia.G 5to C.
    No me gusto este relato, prefiero el de Hernandez. Me pareció que no fue muy entendible el relato!!!

    ResponderEliminar
  25. Me gusto el relato. Aunque no me gusto ese final para Fierro, me hubiese gustado que lo lleven preso y no que lo maten. El moreno hizo justicia, según él, pero termino convirtiéndose en un asesino también.

    ResponderEliminar
  26. creo que nadie tiene derecho de quitarle la vida a nadie, pero si nadie hace justicia yo haría lo mismo que el moreno hizo con fierro! FLOR J 5°C

    ResponderEliminar
  27. Me gusto el final de Borges porque el hermano del moreno hizo justicia con sus propias manos, y aparte fue un final diferente donde muere el personaje principal.

    ResponderEliminar
  28. "Cumplida su tarea de justiciero, ahora era nadie. Mejor dicho era el otro: no tenía destino sobre la tierra y había matado a un hombre" a partir de esta frase, desde mi punto de vista esta mal que alguien tome justicia propia. Al matarlo tomando venganza terminó el moreno, convirtiéndose igual que Fierro ( un asesino).

    ResponderEliminar
  29. "Cumplida su tarea de justiciero, ahora era nadie. Mejor dicho era el otro: no tenía destino sobre la tierra y había matado a un hombre", a partir de esta frase desde mi punto de vista esta mal que alguien tome justicia propia, y al hacerse acto de venganza terminó moreno convirtiéndose igual que Fierro ( un asesino).

    ResponderEliminar
  30. Este final me gusto mas que el de Hernandez, es mas atrapante, en mi opinión lo que quiso hacer Borges era redactar el final que debió haber tenido el Martín Fierro.

    ResponderEliminar
  31. En los textos" biografía de Tadeo Isidoro Cruz" ,"el fin" Me gustaron mas, ya que muestra una diferente historia de vida de los personajes. Y le da otro fin de lo que no estamos acostumbrados;a que muera el principal personaje y con una muerte no esperada, sin dar una buena pelea, el que era una persona de armas de tomar y un hombre de palabra.

    ResponderEliminar
  32. Ayelén G "E"

    Este texto me pareció interesante, porque el final me sorprendió, no esperaba o mejor dicho no imaginaba la muerte de Fierro, me cautivó el cambio que se hace en este relato. Si bien es atrapante me gusta mas la versión de Hernández

    ResponderEliminar
  33. Me parecieron muy interesantes porque demuestra que en la literatura todo puede pasar y que el final nunca esta dicho hasta que no se lee todo. Tanto la Biografia como El fin son textos que lo demuestran. MUY LINDOS TEXTOS

    ResponderEliminar
  34. Me gusto el texto porque tubo un final inesperado el hermano del moreno vino a vengar la muerte de su hermano enfrentando a duelo a fierro donde este termina muerto

    ResponderEliminar
  35. Carolina Ferrero 5 "E"31 de octubre de 2013, 16:50

    Me gustaron estos textos, ya que en "Biografía de Tadeo Isidoro Cruz" nos permite saber un poco mas sobre el único amigo de Fierro. Y me sorprendió el final que Borges elige para "El Fin", porque no es común que maten al personaje principal.

    ResponderEliminar
  36. Me gustó este relato de Borges porque transformó y cambió el final al personaje principal (FIERRO), terminando con su vida.

    ResponderEliminar
  37. Daiana P 5to C
    Me gusto ''El fin'', pero principalmente como termino, con la muerte del personaje principal es un final inesperado, para los que estamos acostumbrados a leer los finales típicos (finales felices)

    ResponderEliminar
  38. Este relato de Borges, le da un papel de justiciero al hermano del moreno. Me gusta el final porque sale de lo básico, siempre el que vive es el personaje principal, pero en este caso Borges juega con los contrapuntos del duelo armando un final inesperado. Carlos A. 5to C

    ResponderEliminar