sábado, 7 de febrero de 2015

LOS CIEN MEJORES CUENTOS DE LA LITERATURA UNIVERSAL

Según:

Un maravilloso regalo espero lo disfruten


A la deriva – Horacio Quiroga
Aceite de perro – Ambrose Bierce
Ante la ley – Franz Kafka
Bartleby el escribiente – Herman Melville
Bola de sebo – Guy de Mauppassant
Casa tomada – Julio Cortázar
Cómo se salvó Wang Fo – Marguerite Yourcenar
Continuidad de los parques – Julio Cortázar
Corazones solitarios – Rubem Fonseca
Dejar a Matilde – Alberto Moravia
Diles que no me maten – Juan Rulfo
El ahogado más hermoso del mundo – Gabriel García Márquez
El Aleph – Jorges Luis Borges
El almohadón de plumas – Horacio Quiroga
El artista del trapecio – Franz Kafka
El banquete – Julio Ramón Ribeyro
El barril amontillado – Edgar Allan Poe
El capote – Nikolai Gogol
El color que cayó del espacio – H.P. Lovecraft
El corazón delator – Edgar Allan Poe
El cuentista – Saki
El destino de un hombre - Mijail Sholojov
El día no restituido – Giovanni Papini
El diamante tan grande como el Ritz – Francis Scott Fitzgerald
El episodio de Kugelmass – Woody Allen
El escarabajo de oro – Edgar Allan Poe
El extraño caso de Benjamin Button – Francis Scott Fitzgerald
El gato negro – Edgar Allan Poe
El gigante egoísta – Oscar Wilde
El golpe de gracia – Ambrose Bierce
El guardagujas – Juan José Arreola
El horla – Guy de Maupassannt
El inmortal – Jorge Luis Borges
El jorobadito – Roberto Arlt
El nadador – John Cheever
El perseguidor – Julio Cortázar
El pirata de la costa – Francis Scott Fitzgerald
El pozo y el péndulo – Edgar Allan Poe
El príncipe feliz – Oscar Wilde
El rastro de tu sangre en la nieve – Gabriel García Márquez
El ruido del trueno – Ray Bradbury
El traje nuevo del emperador – Hans Christian Andersen
En el bosque – Ryonuosuke Akutakawa
En memoria de Paulina – Adolfo Bioy Casares
Encender una hoguera – Jack London
Enoch Soames – Max Beerbohm
Esa mujer – Rodolfo Walsh
Exilio – Edmond Hamilton
Funes el memorioso – Jorge Luis Borges
Harrison Bergeron – Kurt Vonnegut
La caída de la casa de Usher – Edgar Allan Poe
La capa – Dino Buzzati
La casa inundada – Felisberto Hernández
La colonia penitenciaria – Franz Kafka
La condena – Franz Kafka
La dama del perrito – Anton Chejov
La gallina degollada – Horacio Quiroga
La ley del talión – Yasutaka Tsutsui
La llamada de Cthulhu – H.P. Lovecraft
La lluvia de fuego – Leopoldo Lugones
La lotería – Shirley Jackson
La metamorfosis – Franz Kafka
La noche boca arriba – Julio Cortázar
La pata de mono – W.W. Jacobs
La perla – Yukio Mishima
La primera nevada – Julio Ramón Ribeyro
La tempestad de nieve – Alexander Puchkin
La tristeza – Anton Chejov
La última pregunta – Isaac Asimov
Las babas del diablo – Julio Cortázar
Las nieves del Kilimajaro – Ernest Hemingway
Las ruinas circulares – Jorge Luis Borges
Los asesinatos de la Rue Morgue – Edgar Allan Poe
Los asesinos – Ernest Hemigway
Los muertos – James Joyce
Macario – Juan Rulfo
Margarita o el poder de Farmacopea – Adolfo Bioy Casares
Markheim – Robert Louis Stevenson
Mecánica popular – Raymond Carver
Misa de gallo – J.M. Machado de Assis
Mr. Taylor – Augusto Monterroso
No hay camino al paraiso – Charles Bukowski
Parábola del trueque – Juan José Arreola
Paseo nocturno – Rubem Fonseca
Regreso a Babilonia – Francis Scott Fitzgerald
Solo vine a hablar por teléfono – Gabriel García Márquez
Tlön, Uqbar, Orbis Tertius – Jorge Luis Borges
Tobermory – Saki
Un marido sin vocación – Enrique Jardiel Poncela
Una rosa para Emilia – William Faulkner
Vecinos – Raymond Carver
Vendrán lluvias suaves – Ray Bradbury

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada