miércoles, 15 de abril de 2015

MITOS


Los mitos son narraciones protagonizadas por personajes de carácter divino o heroico, que dan una explicación al origen del mundo, del hombre y de fenómenos naturales. Transcurren fuera del tiempo histórico —o sea, impreciso, como lo es el tiempo de los dioses— y, en algunos casos, en lugares no determinados.
En la antigüedad los mitos ofrecían respuestas a preguntas ancestrales, entre otras, cómo se crearon el cielo y la tierra. Estos mitos se llaman “mitos de origen”, que parten de la nada o del caos previo a la creación, que es obra de uno o de varios seres superiores o dioses. El hombre quiere saber por qué se producen los diferentes fenómenos de la naturaleza, en qué se transforma lo que él ve que desaparece. Es decir, se originan porque un pueblo necesita suplir una carencia propia, relacionada con su historia como comunidad o con las fuerzas de la naturaleza.
Hoy en día, los acontecimientos se explican por medio de la ciencia (geografía, física, química, filosofía…) y el análisis histórico. Pero como en la antigüedad algunas de estas ciencias no existían o estaban poco desarrolladas, surgieron los mitos: relatos que daban cuenta imaginariamente de todo aquello que parecía no tener explicación. Los mitos surgieron como respuestas colectivas de un pueblo o comunidad frente a lo inexplicable. Circulaban oralmente entre los habitantes y pasaban de generación en generación. Por eso —por el paso del tiempo— existen diversas versiones escritas de un mismo mito.

¿Verdad o ficción?

Para los habitantes de los antiguos pueblos, los relatos míticos no eran historias imaginarias, sino que constituían la base de su religión, y por lo tanto, tenían carácter de verdad. En aquella época, los mitos eran la base de la religión de los pueblos.
Actualmente, esos relatos fueron ficcionalizados y pasaron a formar parte de la literatura, que crea belleza a través del uso expresivo de las palabras. Se utiliza la imaginación para crear ficción. Con las palabras que lo componen se crea belleza, por eso el mito es un relato con intencionalidad estética.

Personajes mitológicos

Los relatos míticos tienen como protagonistas a los dioses o héroes de un pueblo.
Los dioses superan a los hombres en belleza, fuerza y poder. Pero, al igual que los humanos, poseen virtudes, defectos y pasiones
Los héroes son inferiores a los dioses y superiores a los hombres. Nacen de la unión de un dios y una mujer o entre un hombre y una diosa. Se destacan por su fuerza o por su astucia y siempre sus hazañas superan a las posibilidades humanas. Otros seres sobrenaturales están dotados de extraños poderes, como ser los elfos (que pertenecen a la mitología escandinava o nórdica), los centauros o las sirenas.

Algunos mitos:

Lutey y la sirena (mitología celta)
Apolo y Dafne (mitología griega)
Teseo y el Minotauro (mitología griega)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada