martes, 9 de junio de 2009

LA COMUNICACIÓN HUMANA

El concepto de comunicación abarca realidades muy diferentes: se transmite información entre máquinas, entre cédulas de los organismos vivos o entre seres humanos.
La comunicación que interesa estudiar a la materia Lengua es la humana: proceso complejo en el que aparecen involucrados diferentes códigos —además del lingüístico— que pueden ser abarcados desde diversos ángulos de estudio.
En la vida cotidiana, todo tiene un valor comunicativo: desde los objetos creados por el hombre con la finalidad de comunicar, hasta aquellos que no fueron creados para tal fin. Por ejemplo, la vestimenta de una persona refleja —comunica— aspectos de su personalidad.

COMUNICACIÓN VERBAL Y NO VERBAL

Investigaciones acerca de la comunicación humana revelan que en una conversación normal entre dos personas, los componentes verbales transmiten menos del 35% del significado. El 65% restante se transmite a través de los componentes no verbales de la comunicación: gestos, movimientos de manos, postura corporal, tono de voz, etc.

Por ejemplo: ingresamos a un bar y el mozo se acerca y nos pregunta qué vamos a consumir. Al significado que transmiten sus palabras se suma el significado que expresa su rostro (sonrisa amable, expresión de fastidio, desinterés, simpatía), la actitud corporal (cuerpo orientado hacia el cliente, dar la espalda), el movimiento de las manos (acompañan las palabras, subrayan lo dicho, permanecen quietas) y el tono de voz (animado, sereno, nervioso).
Algunos gestos corporales tienen una traducción directa en palabras: cruzar los dedos significa desear suerte, guiñar un ojo comunica complicidad... Otros gestos, como las sonrisas, son más imprecisos. Los movimientos de las manos suelen acompañar a la palabra, como si el emisor dibujara en el aire las ideas que expresa. La entonación por su parte, completa el significado de las palabras. No es lo mismo afirmar que llueve con tono triste porque se suspende alguna actividad, que anunciar con satisfacción que llueve después de varios días de calor insoportable.

Lo hasta aquí dicho no significa que haya que oponer comunicación verbal a comunicación no verbal, sino que la comunicación integra múltiples comportamientos.

La COMUNICACIÓN HUMANA es un proceso complejo de transmisión y recepción de mensajes.
Pero no es solo un hecho mecánico, porque excede los aspectos puramente lingüísticos o verbales. No es solo transmisión de información; los seres humanos comunican primordialmente modos de conducta. Y por eso hay una gran cantidad de comportamientos sociales ligados al acto de comunicarse que son motivo de estudio, más allá de la lingüística.

Tradicionalmente se seguía el siguiente enfoque estructuralista para explicar el proceso de la comunicación humana:




Este esquema se explica de la siguiente manera: El emisor es la persona, personas o institución que produce el mensaje, es decir, el texto que transmite el emisor, que pueden ser palabras y/o señales. El receptor o destinatario es la persona, personas o institución a la que va dirigido el mensaje; y el canal es el medio físico a través del cual se transmite el mensaje. El referente es aquello de lo que trata el mensaje (más allá de las palabras o las señales que utiliza; es el tema). El código comprende los recursos con que se construye el mensaje; está formado por los códigos verbales y no verbales. Los códigos verbales están formados por palabras. Los códigos no verbales permiten transmitir mensajes sin usar palabras (por ejemplo, algunos carteles de tránsito). Cuando el receptor contesta al emisor, los roles se invierten y se produce la realimentación, retroalimentación o diálogo. Todo este proceso se lleva a cabo en un determinado tiempo y lugar (circunstancia).

Pero como se viene diciendo, la comunicación es mucho más que lenguaje.

Una de las leyes de la comunicología es: “ES IMPOSIBLE NO COMUNICARSE”. Esto quiere decir que la comunicación se establece de diferentes maneras, no sólo por medio del lenguaje. También pueden intervenir los gestos, el silencio, la mirada y la distancia (elementos no verbales que producen comunicación por sí mismos o pueden estar presentes en la comunicación verbal).

CONDICIONANTES DE LA COMUNICACIÓN HUMANA

Se dijo que la comunicación entre personas no es solo lenguaje. Muchas veces se advierte que alguien está malhumorado con sólo mirar la expresión de su cara. Esas expresiones y actitudes comunican tanto o más que las palabras. Por sí solas, son factores no lingüísticos.
1. Los gestos
Algunas veces ocurre que lo que se dice y que parece inocente (en las palabras), va acompañado con demostraciones del estado de ánimo o de las intenciones que uno tiene de molestar a otro con un gesto. La persona a quien va dirigido ese gesto (receptor) atiende más al gesto que a las palabras. Eso demuestra la importancia del gesto en la comunicación.
Ejemplo: La expresión “No me importa” acompañada de un gesto de fastidio con el brazo, dando la espalda al interlocutor y retirarse, no manifiesta sólo falta de interés en lo que se le dijo.
2. La mirada
La mirada es muy importante en la comunicación porque por la forma en que se mira al otro, se puede saber qué piensa, si está atento o no, si le interesa lo que se dice o se hace, si está aburrido.
Ejemplo: Una persona habla a otra y ésta continúa haciendo sus tareas sin mirar a su interlocutor, puede señalar poco interés en lo que se le dice. No mirar a los ojos cuando se le habla también comunica una actitud o sentimiento.
3. El silencio
El silencio comunica. No hace falta que exista la voluntad de comunicarse para hacerlo. Si se permanece en silencio en una determinada situación se está comunicando un estado de ánimo, una negativa, un rechazo hacia el otro, etc.
Ejemplo: Una persona hace a otra una pregunta de difícil respuesta. El silencio puede comunicar el desconocimiento o la lentitud de reacción mental del otro. Una persona que no contesta deliberadamente ante la requisitoria de otra, también comunica sus sentimientos.
4. El espacio
La proximidad entre los interlocutores, el espacio que los separa, también es un comportamiento social que forma parte de la comunicación.
Ejemplo: La distancia existente entre dos personas al entablar una conversación indica el grado de confianza o respeto que existe entre ambas.

La comunicación se ve condicionada por los interlocutores y por el contexto socio-político-cultural en el que se realiza.
El emisor y el receptor (los interlocutores) actúan según sus intenciones, su ideología, su personalidad, su estado anímico, su competencia lingüística (conocimiento sobre el lenguaje, su capacidad de utilizar la lengua materna), y en virtud de ellos formulan e interpretan los mensajes. También influye en la comunicación la competencia paralingüística (capacidad de interpretación de los gestos del interlocutor).
La situación comunicativa, entonces, está compuesta por los siguientes elementos: las personas, el lugar, el asunto y el momento.
Las personas: se tienen en cuenta varios aspectos: los factores psíquicos y relacionales, los factores sociales, factores lingüísticos y cognitivos y factores situacionales.
El lugar y el momento: determinados por factores situacionales, por la presencia o no de terceros. No todas las personas actúan de la misma manera ante distintas situaciones comunicativas.
El asunto tiene que ver con el tema tratado por los interlocutores, el conocimiento que tienen del mismo.

CODIFICACIÓN - DECODIFICACIÓN

Debemos saber antes de utilizar estos términos, que un código es un sistema de señales que, al combinarlas producen mensajes.
La comunicación se apoya en el interés o necesidad del emisor por comunicar algo. Una vez concebido el motivo o interés, el emisor lo codifica (lo elabora) en un mensaje, el que es enviado a un receptor. Éste, tan pronto lo recibe, lo decodifica (lo interpreta). Vale aquí recordar los modelos de producción y de interpretación ya vistos.
Es decir: el emisor va de la idea a la palabra (primero organiza su pensamiento y luego elabora el mensaje) y el receptor va de la palabra a la idea (primero escucha el mensaje y luego lo interpreta).Para que la comunicación sea satisfactoria, el emisor debe tener en cuenta ciertos datos de la situación comunicativa: lugar y tiempo en el que se desarrolla la comunicación, quién es el receptor, etc. Y en ese mismo sentido, el receptor debe saber reconocer también esa situación (ver “Un nuevo esquema del sistema de comunicación”).

EL "RUIDO" LINGÜÍSTICO

En un acto de comunicación ideal, todos los elementos del circuito funcionarían en forma perfecta. Pero en la realidad sucede que en mayor o menor grado siempre se producen alteraciones que distorsionan la fidelidad de las señales emitidas. A estas perturbaciones que pueden producirse en cualquiera de los elementos del circuito (emisor, receptor, canal, etc.) se las denomina técnicamente "ruido".
En comunicación se llama "ruido" a todo elemento que perturba, distorsiona, reduce o anula la fidelidad de una señal y que por lo tanto afecta al mensaje. Los interlocutores deben compartir múltiples competencias y conocimientos: si no se comparten o se produce ambigüedad, estamos frente a un ruido.
Ejemplos:
En la comunicación oral: pronunciación defectuosa, audición defectuosa, malas condiciones acústicas, cualquier tipo de déficit en la competencia lingüística, déficit en la competencia enciclopédica, etc.
En la comunicación escrita: difuso dibujo de los grafemas, omisiones, intercalaciones, sintaxis confusa, grafía incorrecta, impresión defectuosa, cualquier tipo de déficit en la competencia lingüística, déficit en la competencia enciclopédica, etc.
A menudo, en cualquier actividad de comunicación hay discrepancia entre los códigos utilizados y el decodificador, aun cuando el mensaje se reciba tal cual se envió. Las palabras o los temas muy "elevados", las diferencias culturales ente emisor y receptor, la organización confusa del mensaje, también constituyen casos de ruido.


Más material sobre el tema: Educ.ar, Wikipedia

2 comentarios:

  1. y donde esta la comunicacion no humana??

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Sofía, por participar. En realidad, no pusimos la comunicación no humana en el programa porque hacemos referencia a la humana. Como bien habrás pensado vos, la comunicación no humana tendría que tratarse al menos para que se establezca una comparación, lo que sí se hace en el aula a manera de ejemplo y en forma oral. Pero tu pregunta deja un vacío que seguramente en breve vamos a llenar.

    ResponderEliminar